En este momento estás viendo Danacol y colesterol ¿funciona?

Danacol y colesterol ¿funciona?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:2 comentarios

Nuestra continua preocupación, cada vez mayor, por la salud hacen que las empresas saquen cada vez más productos con ‘’propiedades saludables’’. Son alimentos que no sólo intentan nutrirnos sino mejorar la salud: los alimentos funcionales. En este caso del Danacol.

El conocido Danacol de Danone promete reducir el nivel de colesterol de sus consumidores y a través de los anuncios parece darnos a entender que nos protege de enfermedades cardiovasculares; efecto no demostrado.

Anuncio DANACOL

Antes de adentrarnos más te voy a desvelar una cosa que posiblemente te sorprenda.

A pesar de que el colesterol alto se establezca como factor principal de riesgo cardiovascular, podemos tener el colesterol alto y no presentar riesgo cardiovascular y, viceversa, tener riesgo cardiovascular sin necesidad de tener el colesterol alto. Por tanto, focalizar simplemente en el nivel de colesterol como factor de riesgo en enfermedades cardiovasculares es un error.

Aquí veremos por qué.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una grasa que se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo y que es necesaria para la salud en las cantidades correctas; forma parte de las membranas celulares, tiene un importante papel en las células nerviosas, además de ser un precursor de diferentes hormonas, sales biliares y la vitamina D.

El colesterol humano procede de la síntesis propia y de la ingesta. Este último supone simplemente el 25% del colesterol total.

Unos niveles poco saludables de colesterol suelen ser el resultado de los hábitos de nuestro estilo de vida (mala alimentación entre otros), junto a los genes heredados de los padres, entre otros factores.

El 25% del colesterol que producimos se fabrica en el hígado y el resto en otros órganos: intestinos, glándulas suprarrenales y genitales,…

Comemos colesterol con los alimentos de origen animal con grasa, especialmente en el queso, las yemas de huevo, carne de buey, de cerdo, de caballo, pescado, gambas y leche.

Ya se sabe que la ingesta de colesterol a través de los alimentos tiene relativamente poca importancia en la salud, ya que se encuentra en una forma que se absorbe poco.

Colesterol bueno vs colesterol malo

El colesterol se trasporta entre el hígado, los intestinos y los tejidos musculares a través de la sangre.

Como el colesterol es una grasa, no es soluble en agua, y necesita formar complejos con proteínas que lo haga circular por los vasos sanguíneos. Estas estructuras son de varios tipos, y se suelen diferencias por su densidad. Las más conocidas son las proteínas de baja densidad, las LDL y comúnmente conocidas ‘’colesterol malo’’, y las de alta densidad o HDL que son el ‘’colesterol bueno’’, aunque hay otras como las de muy baja densidad y los quilomicrones.

Molécula de colesterol

Realmente no hay un colesterol bueno ni malo, la molécula de colesterol es una sola.

¿Por qué se suele hablar de colesterol ‘’bueno’’ y ‘’malo’’?

Las LDL se encargan de llevar el colesterol producido por el hígado a las células del resto del cuerpo, estas moléculas al contener más contenido de colesterol y  ser de menor densidad que las HDL, pueden depositar de forma más sencilla colesterol a los vasos sanguíneos y dar origen a las placas de ateroma (tapones en las arterias). Eso hace que un alto contenido en estas moléculas pueda ocasionar mayor riesgo cardiovascular.

En cambio, el colesterol HDL se encarga de devolver el colesterol al hígado para que se pueda eliminar.

Entonces, realmente lo importante es valorar la relación existente entre el colesterol LDL y HDL, más que el colesterol total que es lo que nos suele preocupar.

¿Qué hace que aumente nuestro colesterol?

El aumento de colesterol sanguíneo, se ha relacionado de forma directa con hábitos de vida poco saludables, como:

  • Comer muchos alimentos ricos en grasa saturadas o trans.
  • Tener una vida sedentaria, es decir, pasar mucho tiempo frente al televisor o cualquier pantalla.
  • Fumar, lo cual ha demostrado que disminuye el colesterol HDL.
  • Beber alcohol.
  • Sufrir estrés, lo cual aumenta los niveles de ciertas hormonas, como los corticosteroides (pueden hacer que produzcas más colesterol).

Del mismo modo, algunas alteraciones médicas pueden elevar los niveles de colesterol LDL o disminuir el colesterol HDL: apnea del sueño, embarazo, enfermedad renal crónica, diabetes, hipotiroidismo, VIH, Lupus eritematoso, menopausia, mieloma múltipleexternal link, síndrome de ovario poliquístico (SOP), sobrepeso y obesidad.

Además hay medicamentos que elevan también el colesterol LDL o disminuye el HDL, como: medicamentos antirretrovirales (tratamiento para VIH), medicamentos para la arritmia (amiodarona), betabloqueantes (para tratar la tensión arterial alta), medicamentos para las quimioterapias (para tratar el colesterol), diuréticos (tiazida, para la tensión alta), medicamentos inmunopresores (ciclosporina, para la psoriasis), retinoides (para tratar el acné), esteroides (prednisona, para tratar el lupus, la artritis reumatoide y la psoriasis).

Por tanto, el colesterol no debe ser una molécula que nos preocupe de forma exagerada, ya que depende de muchos factores los cuales se han de valorar.

DANACOL ¿Cómo baja el colesterol?

Las plantas no fabrican colesterol, pero sí unas moléculas muy parecidas, los fitosteroles. Estos fitosteroles pueden ser parcialmente absorbidos en los intestinos compitiendo con el colesterol.

Este es el fundamento del uso de fitosteroles en productos alimentarios. Tienen el objetivo de reducir el colesterol: más fitosteroles, menos colesterol se absorberá. Aunque no es realmente así.

Podemos encontrar esteroles y estanoles de forma natural en frutas, verduras, granos enteros, legumbres, nueces y semillas, pero en cantidades muy pequeñas.  

Hay dos tipos básicos: esteroles y estanoles. El Danacol contiene esteroles:

Estructura molecular de los esteroles

El Danacol es un producto lácteo, a partir de leche desnatada y edulcorada a la que se le añade fruta y esteroles vegetales.

La EFSA acepta las alegaciones de Danone sobre que el Danacol reduce el colesterol. Sin embargo, estas alegaciones tienen su truco y hay que tener cuidado con ellas.

Se afirma que reduce entre el 7-10% del colesterol total, reduciendo la presencia de las LDL, sin modificar el nivel de HDL ni de triglicéridos.

¿Cómo funciona?

Un Danacol contiene 1.6 g de esteroles, no se recomienda tomar más de 3 g al día, por lo que se debe tomar menos de 2 botellitas de Danacol al día, además se deben tomar con las comidas que contienen grasas (en este caso, colesterol) para evitar que se absorba ese colesterol.

Punto uno, ya hemos dicho que la gran mayoría del colesterol alimentario no se absorbe y punto dos, contamos además con el colesterol que nosotros producimos, el cual no va a disminuir por muchas estatinas que tomemos.

Además hay algo que debemos tener muy en cuenta y es que aunque sean seguros y se puedan adquirir en cualquier supermercado, hay que tener cuidado con ellos, ya que no es todos los casos es necesaria o saludable una disminución de la ingesta de colesterol, ya que cumple importantes funciones en nuestro organismo como ya he comentado.

Además, dejando a un lado los presuntos beneficios, no está claro que la incorporación de esteroles y estanoles a partir de alimentos fortificados esté exenta de riesgos  y que además que se reduzca ese colesterol tenga relevancia en la salud cardiovascular, ya que no hay estudios suficientemente claros que lo demuestren; como bien explica la Guía de Práctica Clínica sobre el manejo de los lípidos como factor de riesgo cardiovascular, realizado por el Ministerio de Sanidad.

Otras conclusiones que debemos tener en cuenta:

En el 2014, la Agencia de Seguridad Alimentaria, Ocupacional y Medioambiental francesa (ANSES) publicó una opinión acerca de este tipo de alimentos donde sus conclusiones principales eran:

  • Existe incertidumbre sobre los beneficios y riesgos relacionados con el consumo de alimentos fortificados con fitoesteroles/estanoles, a pesar de demostrar que se reduce el colesterol LDL alrededor del 10%.
  • Esa reducción no se produce en aproximadamente el 30% de los sujetos.
  • El consumo de estos alimentos aumenta las concentraciones de fitoesteroles es sangre, desconociéndose las consecuencias de estos a nivel cardiovascular.
  • Por falta de estudios no se puede valorar el efecto de los fitoesteroles y estanoles en la mortalidad y morbilidad cardiovascular.
  • Son productos que están disponibles para los niños a pesar de las advertencias del etiquetado.
  • El consumo de estos productos debe ir acompañado de un aumento en el consumo de frutas y verduras, ya que se produce una reducción en los niveles de carotenoides en sangre.
  • La enfermedad cardiovascular ateromatosa es multifactorial y deben tenerse en cuenta otros factores como el dejar de fumar, aumentar la actividad física, reducir la conducta sedentaria y mejorar la dieta, no solamente en la reducción del colesterol a través de alimentos funcionales.
  • Y, en conclusión, con los datos actuales no es posible considerar a los alimentos fortificados con fitoesteroles como una forma adecuada de prevención de enfermedades cardiovasculares y debe someterse a una evaluación de riesgo/beneficio al consumidor de forma individual por un profesional de la salud.
  • Debemos consultarle al médico si vamos a tomar Danacol y estamos tomando medicamentos para reducir el nivel de colesterol, ya que podría interferir en el tratamiento, y si estás embarazada o dando el pecho, y por supuesto, en niños, no es recomendable.

¿Qué podemos realmente hacer?

Cambios saludables que sí disminuyen el colesterol LDL y reducen el riesgo cardiovascular:

  • Alimentación saludable: rica en frutas y verduras, cereales integrales, frutos secos y legumbres, menos animales, casi ninguna carne procesada y nada de grasas de mala calidad y procesados altamente calóricos. Si necesitas ayuda en este punto le recomiendo acudir a un nutricionista.
  • Realice actividad física con regularidad, tanto aeróbica como de fuerza. Mejor si es acompañado de un profesional de la actividad física que adapte los entrenamientos a su situación actual.
  • Mantener un peso saludable.
  • Mantener a raya el estrés, ya que se ha observado como el estrés crónico aumenta los niveles de colesterol LDL y disminuyen el colesterol HDL.
  • Dejar de fumar, en el caso de que lo haga.
  • Dormir bien y lo suficiente.
  • Reducir en todo lo posible el consumo de alcohol.

Conclusión

Mi conclusión sería que:

  • el consumo de alimentos fortificados con esteroles/estanoles, patrocine quien lo patrocine, aunque baje en un 10% el colesterol LDL, no nos va a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • que tengamos el colesterol alto no necesariamente supone un riesgo para la salud, tenemos que profundizar más en el tipo de colesterol que está elevado, la relación entre ellos y los hábitos de salud.
  • aunque consumamos esos productos fortificados con fitoesteroles, siempre debemos de seguir unos hábitos de vida saludables, como consumir más fruta y verdura, hacer más ejercicio, dejar de fumar, entre otros, los cuales sí que han demostrado reducir el riesgo cardiovascular.
  • si al final tenemos que hacerlo bien (es decir, tener buenos hábitos), podemos ahorrarnos un dinero al no comprar estos productos bastantes más caros que su versión natural (el yogur natural).
  • si de verdad consideras que debes reducir tu colesterol te recomiendo que te pongas en manos de un profesional de la salud.

¿Te interesa saber que opinan otros expertos en el tema? Te aconsejo escuchar el programa realizado por Julio Basulto en ”Vida sana” sobre el colesterol:

Parte 1. Colesterol en ”Vida sana” con Julio Basulto

Parte 2. Colesterol en ”Vida sana” con Julio Basulto

Bibliografía

FDA. Su colesterol. Drug safety and Availability. https://www.fda.gov/drugs/drug-safety-and-availability/text-version-su-colesterol

Texas Heart Institute. Colesterol. https://www.texasheart.org/heart-health/heart-information-center/topics/colesterol/

Juan Revenga. Danacol, Naturcol, Benecol, Pro-activ… leches-col: ¡paren las máquinas! El nutricionista de la general. https://juanrevenga.com/2015/06/danacol-naturcol-benecol-proactiv-leches-col-paren-las-maquinas/

Julio Basulto. ¿Benecol, Danacol, Omega-3, soja…para el corazón? «No se recomienda».https://juliobasulto.com/danacol-naturcol-benecol-etc-no-se-recomienda/

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Cultur

    Lo que dices es absolutamente incorrecto, y grave porque afecta a la salud de las personas. No hablo del danacol sino de los términos en los que se refiere al colesterol , el LDL y el HDL.

    Si usted afirma que se puede subir el colesterol sin incrementar el riesgo de enfermedad cardiovascular debería demostrarlo porque está yendo en contra de todos los consensos científicos de todas las organizaciones más prestigiosas a nivel mundial, donde desde hace mucho se conoce el rol causal de ciertas apolipoproteinas.

    Habla usted del HDL cuando desgraciadamente a día de hoy ninguna terapias de incremento de esta ha logrado demostrar reducción cardiovascular y se empieza a estudiar el como incrementarlo desde la funcionalidad…

    El LDL tiene un rol absolutamente causal en la enfermedad cardiovascular, y cualquier reducción del mismo mejora los factores de riesgo, esto se demuestra al amparo de todas las líneas de evidencia, lógicamente incluido los RCT y las aleatorizaciones mendelianas. No hay que informarse demasiado, sin más que leer las guías de consenso europeo y americano, ESC y AHA, y al análisis técnicos de la IOM .
    Seamos serios y no afirmemos cosas que van contra el consenso mundial y desde un absoluto desconocimiento, porque esto lo puede leer cualquiera y afectar a la salud de las personas.

    Esta crítica va más allá del Danacol y su uso en atención primaria y/o secundaria, y su idoneidad en ambos casos.

    1. Ana Belén

      Muchas gracias por su comentario y aportación.

      Considero que no ha llegado a entender el mensaje de esta publicación.

      Por supuesto que el colesterol es un factor de riesgo cardiovascular, sin embargo no es el único factor que hay que tener en cuenta para hablar de riesgo cardiovascular y tomar unas medidas u otras. Si se ha estado informando en los últimos estudios ya no se habla de colesterol a secas, se habla de la relación existente entre colesterol LDL y HDL y otros factores de riesgo como son los triglicéridos.

      Además, mi denuncia con esta publicación va a esas personas que recurren al Danacol u a otros alimentos funcionales como solución al problema, cuando esa no es la solución. Y a esas personas que se obsesionan con valores que desconocen, ya que me encuentro con muchos pacientes con el nivel al límite (por cierto cada vez más bajos, que ya hay varios escritos sobre si es adecuado bajar tanto los niveles de colesterol) y que se piensan que la solución está en tomarte un yogur edulcorado o unas galletas. Como sabrás el principal factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular está en los hábitos de salud, que son los responsables de subir esos niveles de colesterol. Si haces los cambios pertinentes y llevar un estilo de vida saludable, que tengas unos miligramos por encima de los valores ”normales” no va a provocarte un infarto. De igual modo, que tengas un colesterol dentro de los rangos ”normales” no te exime de que tengas un problema cardiovascular.

      Espero que hayas entendido el mensaje de esta publicación. Muchas gracias

Deja una respuesta