La importancia del etiquetado nutricional.

El pasado 28 de febrero leí una noticia sobre el engaño publicitario en el Té al estilo de Marrakech de Nescafé Dolce Gusto. En ella avisa de la importancia que tiene un correcta lectura del etiquetado nutricional.

En el envase se observa como anuncian el Té al estilo de Marrakech como una mezcla de té verde y menta, pero en realidad contiene un 95,5% de azúcar y solo un 3,4%de extracto de té verde. De la menta solo hay un ligero aroma. Además, contiene aceite de palma.

Otro ejemplo de tantos es el caso del yogur.

El yogur es un alimento muy recurrido para todos. Para dar de merendar a los niños, como postre, cuando tenemos hambre entre horas, …

Realmente el yogur como tal es un alimento bastante completo nutricionalmente. Pero con tanta variedad, ¿son todos buenos?

La única forma que tiene el consumidor de saberlo es a través del etiquetado nutricional.

Según el BOE, para que un producto sea considerado yogur debe estar compuesto por:

Leche, leche concentrada, desnatadas o no, nata o mezcla de dos o más de estos productos.

Real Decreto 271/2014, de 11 de abril, BOE.

Hasta aquí todo bien. Pero ¿qué más le añaden al yogur?, ¿en qué aspectos hay que fijarse antes de comprar un yogur?, ¿qué yogur es preferible consumir?

Ingredientes: leche pasteurizada, piña (9,3%), azúcar, leche en polvo desnatada rehidratada, proteínas de la leche, nata pasteurizada, fructosa, bifidobacterias y fermentos lácticos, edulcorantes y aroma.

Valores nutricionales: 55Kcal; 0.3g grasas; 7.6g hidratos de carbono; 7.4g azúcares.

Ingredientes: leche pasteurizada (89,2%), azúcar, leche en polvo desnatada, fermentos lácticos, aromas y colorante.

Valores nutricionales: 82Kcal; 1.90g grasas; 12.5g hidratos de carbono; 12.5g azúcares

Ingredientes: leche parcialmente desnatada, fermentos lácticos.

Valores nutricionales: 56Kcal; 2,9g grasas; 4g hidratos de carbono; 4g azúcares.

En lo primero que hay fijarse es en los ingredientes, ¿cual es el ingrediente principal? Debe ser leche. El azúcar no debe estar de los primeros. Posteriormente, nos fijamos es en la composición nutricional, es decir, ¿cuántas grasas lleva?, ¿cuántas de esas grasas son saturadas?, ¿y azúcares?

Comparamos y decidimos.

En estos ejemplos que he elegido vemos que el yogur Sabor Limón lleva azúcar añadido y que el yogur 0,0 con Piña contiene fructosa. ¿Qué es la fructosa?

¡Cuidado! La fructosa es un azúcar también, pero desde el marco legal solo se considera azúcar la sacarosa (el azúcar de mesa). Es decir, fructosa, glucosa, sacarosa, galactosa, … son azúcares, pero si en un etiquetado dice “sin azúcar´´ solamente se refiere a la sacarosa.

Cuando nos fijamos en la composición nutricional vemos que el yogur 0,0 con Piña y el yogur natural tiene prácticamente las mismas kcal y el yogur natural es el que presenta menos azúcares. Y, aunque sea este último el que tiene más contenido en grasas, sabemos a través de los ingredientes que son las propias de la leche.

De ahí la importancia de saber leer correctamente el etiquetado nutricional. Y aunque hay organizaciones que luchan contra el engaño de la industria al consumidor, como Foodwatch, la cual se encarga de denunciar a las empresas en nombre del consumidor, para que los productos del mercado sean realmente lo que venden, está claro que tenemos que ser conscientes de lo que realmente estamos comprando.

4 comentarios en “La importancia del etiquetado nutricional.”

Deja un comentario