Hipertensión arterial

Blood Pressure Monitoring
La hipertensión puede llevarnos a desarrollar otras enfermedades.

La hipertensión arterial es el aumento de la presión de la sangre sobre las paredes de las arterias (tensión sistólica >140mmHg o tensión diastólica >90mmHg). Es un factor de riesgo importante en la cardiopatía isquémica y en los accidentes cerebro-vasculares.

La hipertensión es una enfermedad asintomática, sin embargo conforme evoluciona puede producir dolor de cabeza, náuseas o vómitos, confusión y/o sangrado nasal. Si no se trata puede llevarnos a desarrollar diferentes enfermedades.

En la mayoría de los casos no existe una causa que justifique su aparición, aunque suele relacionarse con factores como la obesidad, la hipercolesterolemia, la diabetes, el tabaquismo, el consumo de ciertos medicamentos, el embarazo, el estrés y las alteraciones dietéticas (alto contenido en SAL).

Reduce el consumo de sal y fomenta una alimentación rica en fruta y verdura.

Cada vez se consumen más alimentos ricos en grasas saturadas y trans, azúcar y sal, siendo esta última fuente de sodio. El elevado consumo de sodio se relaciona directamente con el aumento de la tensión arterial. Del mismo modo, este cambio de hábitos nos lleva a consumir menos fruta, verdura y fibra, fuentes de potasio, elemento clave para bajar la tensión arterial.

La OMS recomienda un MÁXIMO de 5 gramos de sal al día en adultos (una cucharada de té) y esta sal debe ser yodada, elemento esencial para el desarrollo mental.

Formas de reducir el consumo de sal en casa:

  1. Se deben lavar con agua las conservas vegetales, escurrirlas y cocinar sin añadir sal.
  2. Compra conservas que declaren Contenido reducido en sal, Bajo contenido en sal y Sin sal.
  3. Si añades ingredientes que ya llevan sal incorporada (conservas, derivados cárnicos) intenta prescindir de ella en las comidas.
  4. Evita usar pastillas de caldo, su contenido en sal es muy elevado, es mejor hacer caldo casero. Si utilizar caldos envasados, puedes añadirle algo de agua. O comprar aquellos caldos que declares que son con Bajo contenido en sal o Sin sal.
  5. Para salar los platos utiliza el salero en vez de hacerlo a puñados.
  6. Prescinde del salero en la mesa.
Disminuye el consumo de sal

En el caso de tener hipertensión arterial, se recomienda llevar una dieta baja en sal, DASH. Esta dieta se basa en incorporar:

  • Granos enteros como fuente de energía y fibra.
  • Frutas y verduras.
  • Productos lácteos desnatados.
  • Carnes magras y pescado, evitando las carnes grasas y procesadas.
  • Aceite de oliva.

Pero el mejor tratamiento de la hipertensión arterial es prevenir su aparición:

  1. No fumes, el tabaco aumenta la presión arterial.
  2. Limita la ingesta de alcohol.
  3. Controla tu peso.
  4. El ejercicio físico regular reduce la presión arterial.
  5. Come granos integrales, fruta y verdura.
  6. Limita el consumo de sal (máximo 5 gramos).
  7. Lee el etiquetado. Escoge alimentos con bajo contenido en sal y sodio: un alimento que tiene contenido de sal idóneo debe tener menos de 0,25g se sal por cada 100g de alimento y un alimento que tiene un alto contenido de sal tiene o supera 1,25g de sal por cada 100g de alimento.
  8. Escoge productos frescos en lugar de enlatados, procesados y precocinados.
  9. Potencia el sabor de tus platos con especias y condimentos.
  10. Evita el consumo de salsas.
  11. Aprende a manejar el estrés.
  12. Descansa correctamente.
  13. Toma la medicación que aconseje tu médico.

Dale a tu salud la importancia que se merece.

Deja un comentario