En este momento estás viendo Operación bikini y vuelta al bañador

Operación bikini y vuelta al bañador

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Mayo, mes previo al bendito verano. Durante estas fechas empezamos a ponernos nerviosos de solo pensar en cómo nos veremos cuando llegue el momento de ponernos el bikini. Y comienza la operación bikini.

Blancucha, sin ese 90-60-90 y con unos pelos recogidos de estar de un lado para otro con el trabajo, los estudios y/o los niños; porque sí, muchas somos capaces de llevarlo todo para adelante.

Pero en esos momentos debemos de razonar varias cuestiones… ¿Quién dice que debamos estar morenas con 2 tallas menos (o 4) y perfectas? ¿Por qué ahora?

¿No nos merecemos estar bien todo el año? ¿Qué es estar realmente estar bien? Y si debemos de estar bien, ¿por qué planteárnoslo durante solo un mes y por el simple hecho de ser verano? ¿No sería más fácil dedicarnos tiempo y cuidarnos día a día?

Aunque pienses que no, SÍ, es mucho más fácil.

Pero bueno, volviendo a lo que nos interesa. La operación Bikini durante el mes de Mayo. ¿Qué pasa si quiero estar perfecta para verano un mes antes?

Si lo haces todos los veranos, tienes un gran problema. Las constantes variaciones de peso a lo largo del año y el estar continuamente haciendo dieta ‘’estricta’’ vuelven loco al cuerpo. Un mes pasando hambre, el siguiente de excesos, volvemos a pasar hambre, otro de excesos, y el resultado… un kilo o dos más cada año.

Valoramos el tipo de ‘’dieta’’.

Dieta hipocalórica (baja en todo), dieta de la alcachofa, la manzana o la piña, dieta macrobiótica,… y podríamos seguir enumerando un millón de dietas más. Al final, su base está en hacernos pasar hambre y hacer difícil nuestra relación con la comida.

El cuerpo necesita nutrientes para funcionar bien y para bajar de peso. Sin ellos, el cuerpo no puede trabajar; y entre esos trabajos está el hacernos perder peso. Además que si nos acostumbramos a pasar hambre, comenzaremos perdiendo peso, pero llegará un momento en el que no lo consigamos, y si ese proceso lo hacemos varias veces a lo largo de nuestra vida, el cuerpo se pone en modo ahorro.

¿Qué significa esto? Que cada vez te cuesta más perder peso, y es más, llega un momento en el que no llega a perder más.

Al final, desesperada, tu motivación y tu estado de ánimo decaen y vuelves a tu rutina de siempre o incluso peor, ya que la ansiedad por pasar hambre hace que te apetezcan una gran cantidad de alimentos altamente energéticos (con muchísimas calorías).

¿Te sientes identificada con esta situación?

Lo peor es que la falta de energía, debido a esa falta de nutrientes, hace que nos cueste aún más movernos, salir a andar, practicar algún deporte,…

Posiblemente pienses: ‘’Mientras baje peso me da igual de lo que sea’’, pero ERROR. La masa muscular es la masa activa que tenemos en nuestro cuerpo, es la responsable de gastar ‘’x’’ kcal al día.

Volvemos a lo mismo de antes, el cuerpo deja de gastar lo que gastaba y por poco que comamos no conseguimos perder más peso. Es más, si volvemos a nuestra alimentación normal cogeremos kilos de más porque nuestro cuerpo ahora gasta menos energía que antes.

Aquí está el famoso efecto rebote.

Conclusión a la operación bikini

Obsesionada por perder peso, dejas de aportarle al cuerpo aquello que necesita, no aumentas el movimiento y no mantienes la masa muscular, pasas hambre y llega un punto que no pierdes peso.

 Desesperada por pasar hambre, con ansiedad y cansada de no obtener resultados, vuelves a tu rutina, o incluso incluyes productos que antes no consumías, porque te apetecen y te los mereces por lo mal que lo has pasado, y vuelves a recuperar tu peso o incluso algún kilo más. Y así una y otra vez.

Ahora reflexiona ¿Consideras que sirve para algo tanto esfuerzo? Aunque hayan sido solamente unos meses.

Mi recomendación

Cuídate durante todo el año, proponte pequeños objetivos, crea rutinas que no te cuesten un gran esfuerzo. Pequeños cambios en tu día a día pueden ser la clave para conseguir que te veas genial y te sientas mejor durante todo el año.

Busca un profesional de la salud si lo necesitas: psicólogo, nutricionista o entrenador, te podrá ayudar durante el proceso.

Tu cuerpo, tu salud y tu, lo agradeceréis.

Deja una respuesta